El sector del transporte tiembla en Europa ante la falta de conductores


15/01/2019 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Artículos



La escasez de conductores sigue siendo un problema difícil de solucionar, el poco atractivo de esta profesión sobre todo en largo recorrido hace tener a miles de camiones parados y a miles de personas en el paro

 

Camiones parados por corte de carretera

 

Para entender este problema tendríamos que empatizar con esta profesión, saber que un conductor de camión de largo recorrido puede pasar días incluso más de un mes fuera de casa, la presión sometida a los horarios de conducción y los retrasos en las cargas y descargas por parte de las fábricas o almacenes hacen de esta profesión una incertidumbre de horarios y días de descanso, en definitiva una desorganización en la vida personal de cualquier trabajador. A esto tendríamos que añadir que la retribución económica en el resto de sectores experimentó una leve subida a últimos de 2016, mientras en el sector logístico tuvo un descenso de 1,5%. Ahora con la subida prevista por el Gobierno de 900 € en el salario mínimo interprofesional, aprobado por el estatuto de los trabajadores, se prevén serios problemas en las empresas de logística por trabajar con márgenes muy estrechos, hay empresas pequeñas que no podrán soportar el incremento salarial.

La guerra que ha supuesto el mercado libre de precios en el transporte ha dado pie a la proliferación de autónomos o empresas de pequeño volumen, mientras que las empresas grandes luchan por sobrevivir a base de subvencionar un camión parado con el trabajo de otros tres, la subida del gasóleo, los peajes, las euroviñetas, la huella de carbono (dependiendo del nivel de contaminación del vehículo) y un montón de obligaciones más que el estado impone a estas empresas además de las ya sabidas u obligadas por la seguridad vial, fuerza a las empresas a reducir costes repercutiendo siempre en la zona más blanda pero la más necesaria, “El Trabajador”.

Arteria principal Europea de paso de mercancías

 

¿Y la Conducción Autónoma?

 

Se habla de la conducción autónoma, pero no nos engañemos dicha conducción tiene previsión de realizarse a un larguísimo plazo, si es cierto que en vehículos utilitarios esto empieza a ser una realidad. A finales de 2017 los vehículos sin conductor empezaron a circular por la ciudad de Phoenix en Arizona a día de hoy ya se han unido 20 ciudades norteamericanas. Waymo antes conocida como “Google self-driving car project” para el desarrollo de vehículos autónomos perteneciente al conglomerado Alphabet Inc. cuya principal subsidiaria es Google ha terminado su periodo de pruebas y está dando paso al servicio de taxi sin conductor en la ciudad de Phoenix, estas pruebas se están realizando en otras ciudades del mundo como Moscú o Jerusalén, cerrando acuerdos para la compra de 8 millones de vehículos a empresas Europeas.

Pero esto es una realidad en ciudad, donde la infraestructura y la carretera inteligente ha día de hoy es más accesible que cualquier interurbana. Un servicio de taxi donde el viajero sube y baja por su propia cuenta, no es un vehículo de mercancía, donde la multitud de casuísticas es tan dispar que su banco de pruebas acaba de empezar. Abertis que inició pruebas en un tramo de la AP-7 cerca de Gerona con una subvención de 4 millones de euros dentro del programa “European Union´s Horizon 2020” solo se ocupaba de las señalizaciones o nuevos protocolos de seguridad para la conducción mixta en zonas interurbanas.

 

Vía Interurbana

 

La figura de un conductor de mercancías se habló de pasar a llamarse “asistente de la conducción en carretera” lo cual el puesto de trabajo aun siendo esto una realidad no va a dejar de existir, pero la forma de trabajo si va a cambiar, es muy posible que en estas condiciones las empresas de transporte se vean beneficiadas económicamente e indirectamente, ya que se puede barajar la probabilidad de alargar los horarios de conducción al pasar a ser una figura de acompañante. Pero hasta que esto sea una realidad, el problema sigue existiendo y el conductor tendría que estar más protegido, por su propio beneficio y por el propio beneficio de las empresas de transporte.

 

¿Y en otros Continentes?

 

EE.UU. lleva arrastrando desde hace años la falta de 50.000 conductores profesionales, y se prevé que podría alcanzar en 2021 la escalofriante cifra de 100.000. Según Bob Costello jefe economista de ATA (American Trucking Association), la remuneración de un camionero estadounidense ha subido entre un 8% y un 12% anual, empresas como Walmart pagan un promedio de 73.000 dólares anuales a un conductor de camión que trabaja para flota privada. El USDOL (United States Department of Labor) es el departamento del gabinete del gobierno de los Estados Unidos, responsable de las condiciones de trabajo, estipula el trabajo de un camionero en una media de 40.000 dólares anuales.

Centro Judicial de Columbus, Ohio

Hace escasamente un mes, un tribunal federal de los EE.UU. ha fallado a favor de los conductores, dictaminando el cobro de un salario mínimo por todas las horas que pasan en el camión, exceptuando las ocho horas de pernoctación.

 

¿Y en Europa?

 

Pero estamos en Europa y aquí la UETR (European Road Haulers Association) que representa y promueve los intereses de las MIPYME en el sector del transporte por carretera ante la Unión Europea, dijo el pasado septiembre “la escasez de conductores profesionales en las empresas de transporte en toda Europa llega a ser una situación preocupante”  destacando que “La falta de competencias técnicas o laborales, el poco atractivo de la profesión por ser una actividad dura y peligrosa más la remuneración salarial ofrecida, han motivado entre otras causas esta falta de conductores”. Por eso ha decidido demandar ante la Unión Europea dicha situación para buscar una forma de mitigar las necesidades del sector, “si la situación se sigue agravando afectaría negativamente al resto de sectores dañando la economía de la Unión Europea, ya que no se va a poder atender las necesidades del transporte”.

 

Una Reflexión

 

Drive&Work, una nueva herramienta a disposición de las empresas para la localización de conductores con algoritmos de búsqueda por nación, provincia, carnet, experiencia, etc…  en dos meses y medio de vida tiene más de 1.500 conductores registrados en España, personas que están deseando encontrar un trabajo y demostrar todo aquello de lo que son capaces. Pregunta…. ¿el problema está en la escasez?.

 

Regístrate en Drive&Work y conduce hacia tu futuro

Desde Drive&Work®, un saludo a tod@s.

Síguenos en FacebookInstagram y YouTube