Fomento monta filas ante las empresas deslocalizadas con el nuevo Plan Nacional de Inspección de Transportes para 2018


03/08/2018 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Artículos



Editado el 29/11/2017

El pasado miércoles 22 de noviembre en el Paseo de la Castellana 67, sede del Ministerio de Fomento se presentó mediante una reunión con los representantes de las Asociaciones Nacionales de Transportistas el “Plan Nacional de Inspección 2018”, para el sector de transporte por carretera. La Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, junto a los responsables de inspección de las comunidades autónomas de Madrid, Aragón, Comunidad Valenciana y Cataluña, han sido los encargados de hacer la presentación del nuevo Plan de Inspección 2018.

Uno de los objetivos prioritarios para este nuevo año es la inspección del “Dumping Social”, la deslocalización de grandes empresas de transporte hacia países prioritariamente del Este de Europa. Estas inspecciones se llevan realizando desde 2016, ahora bien, lo que pretende la administración este nuevo año, es hacer un control más exhaustivo para el cumplimiento de la Directiva europea 2006/22 sobre la aplicación de la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera en la cual se dirige a los países miembros obligándolos a realizar inspecciones a empresas con un mayor riesgo, haciendo dichas inspecciones tanto en carretera como en las empresas cargadoras.

Como ya comentamos en un artículo anterior en Drive&Work® dedicado a las empresas buzón en el cual decíamos “Esto nos demuestra que la práctica de empresas buzón no son buenas para la economía de un país o ingresos públicos y lo que tiene más delito aún, tampoco son buenas para los derechos de los trabajadores perjudicando a su paso a todas aquellas empresas decentes que cumplen con la normativa. La Unión Europea bajo la actual legislación facilita la existencia de estas sociedades buzón por eso la Comisión Europea ha financiado la siguiente fase del proyecto del Consejo Económico Social donde buscará soluciones a esta práctica de evasión de impuestos, salarios y prestaciones a la seguridad social.”

Camión Preparado para su Carga

 

Por su parte FENADISMER (Federación Nacional de Asociados de Transporte de España) ha dicho “lo preocupante de los datos sobre la presencia de empresas radicadas en países del Este de Europa en transporte por carretera, tanto nacional como internacional español, supone la mayor competencia desleal que el transporte español ha sufrido en su historia, lo que justifica la necesidad de un control prioritario y exhaustivo de estas empresas extranjeras que operan en nuestro país, por lo que se debe implicar no solo a los servicios de inspección de transporte del Ministerio de Fomento y a las Comunidades Autónomas, sino que dicho control se debe de realizar con la colaboración de los servicios de inspección del Ministerio de Empleo junto con sus propias consejerías en las Comunidades Autónomas ya que dichas administraciones poseen la competencia sobre la comunicación de desplazamiento a territorio español de todos aquellos conductores que pertenecen a empresas de transporte con sede en el extranjero”.

La Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre, presentó otras medidas de control que también se llevarán a cabo con el Plan de Inspección 2018.

*  Especial atención a todas aquellas operaciones que tengan origen o destino en grandes centros generadores de carga donde se crean los mayores volúmenes de carga y descarga de mercancías, como por ejemplo, las plataformas logísticas y las zonas de mercancías en los puertos marítimos.

* Se prestará especial atención en los negocios colaborativos Online, sobre todo en lo referido a plataformas de paquetería y en vehículos diversos que intermedian habitualmente sin estar autorizados.

Camión de Reparto Paletería

* Se llevará a cabo un control anual de los tiempos de conducción y descanso sobre los más de 427 mil vehículos de transporte en España que están obligados a llevar tacógrafo. La Directiva europea 2006/22 obliga a los estados miembros el control de las jornadas de trabajo en al menos un 3%, en el caso de las inspecciones de trabajo españolas deberán revisar algo más de 2 millones 885 mil jornadas de trabajo de los conductores profesionales, de las cuales el 50% más o menos se deberán de realizar en la sede de trabajo y el otro 50% en carretera. Los periodos de control que se hagan en las empresas por la inspección será de unos 45 días.

* Se controlarán la realización de servicios de transporte públicos, así como el ofertar como intermediarios servicios de transporte sin estar amparados ante la correspondiente autorización en ambos casos, siendo de gran incidencia los tráficos de corto recorrido, siendo el transporte de obras y el transporte ligero en los que se dan mayores bolsas de fraude.

Control en Carretera, Guardia Civil

 

* Se hará especial atención en los controles, a las posibles manipulaciones de tacógrafos y de los limitadores de velocidad. Los mayores controles se harán en zonas de polígonos industriales y áreas de alto desarrollo industrial metropolitanas entre otros ya que las mayores manipulaciones han sido detectadas en cortos recorridos. Según la última reforma de la Ley de Seguridad Vial, estas conductas no solo serán imputadas económicamente a la empresa transportista, sino también al conductor que lleva el vehículo con una sanción de hasta 500 euros. Los Ministerios de Transporte tanto español como portugués han firmado un protocolo de actuación ya que Portugal no está conectado al sistema de control europeo de tarjetas de tacógrafo “Radionet” para el control de fraudes de duplicado de tarjetas en Portugal por parte de conductores de ambos países.

* Se llevarán a cabo dos controles de larga duración en los cuales participarán la Administración del Estado y las Comunidades Autónomas para aumentar la eficacia en los excesos de peso.

Un punto a destacar por el Director General de Transportes Terrestres, Joaquín del Moral y que adelantó como primicia en el XX Aniversario de la Fundación Corell en Madrid un día antes, refiriéndose a la Directiva europea 2006/22 donde se obliga a los estados miembros un mínimo de control en las jornadas de trabajo de los conductores, a lo que se pronunció “se superará con creces este mínimo exigido, ya que se van a controlar a final de año más de 4,4 millones de jornadas de trabajo”, lo que supone casi el doble ya que como hemos dicho antes, España tendría que inspeccionar 2.885.000 jornadas de trabajo, 50% en sedes y el otro 50% en carretera.

En próximas fechas se aprobará definitivamente el Plan Nacional de Inspección de Transporte por Carretera para 2018, con la colaboración de las asociaciones de transportistas miembros del Comité Nacional de Transportes por Carretera, Comunidades Autónomas y Fuerzas de Seguridad y Vigilancia en carretera (Guardia Civil).

Parada del Transporte en la Frontera

 

¡¡Bueno!! parece ser que las Administraciones Públicas se van poniendo las pilas y bajo la presión de las fisuras económicas que producen este tipo de fraudes tendremos que ponernos todos manos a la obra, dejando de protestar y empezando a actuar o denunciar si hace falta y sino echemos la mirada a Francia cuando el sector ha decidido días atrás cerrar fronteras creando el caos circulatorio por protestar ante la decisión de la Unión Europea de dejar fuera al sector del transporte en la nueva Directiva de trabajadores desplazados hasta ser aprobado el llamado “Paquete de Movilidad” del cual ya hablamos en Drive&Work®.

Regístrate en Drive&Work y conduce hacia tu futuro

Desde Drive&Work®, un saludo a tod@s.

Síguenos en FacebookInstagram y YouTube

comentarios